Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Detrás de cámaras primera semana
  • Próximo álbum

Detrás de cámaras primera semana

El equipo de trabajo, encabezado por el productor Dave Broome, repasan los detalles de lo que sería la introducción del programa.
Había que encontrar el mejor ángulo dentro del basurero para lograr el impacto en los participantes.
Aunque en cámara Poncho de Anda solo padeció los olores del basurero por unos segundos, en realidad pasó horas entre el fétido ambiente.
Todo el equipo captado en los preparativos finales, mometnos antes de que llegaran las cuatro familias participantes.
La concentración de Poncho estuvo a prueba de todo olor.
Esta no es la mejor manera de comenzar el día, pero precisamente esa era lo que quierían hacerle entender a los participantes.
El intercambio de ideas resultó fundamental para encontrar las mejores tomas.
Las horas pasaban y el momento en que los participantes llegarían para conocer la cantidad de basura que consumimos con la comida chatarra, estaba cerca.
¿Podrías seguir comiendo cosas poco sanas si supieras el daño que le hacen a tu cuerpo? Entonces míralo aquí.
Los productores de 25/7 y Univision Studios dando instrucciones finales a Poncho antes del conocido grito de "silencio, grabando".
Podría decirse que esta toma es una basura, o que el lugar apesta... ¡y es cierto!
Todo bajo control, cámaras uno, dos, tres, cuatro... quínce.
En la medición precisa de las dos toneladas de basura que poco después arrojarían a los pies de las familias.
Emilio Estefan Jr intercambiando opiniones con Vanessa Pombo de Univision Studios.
Estefan también se dio tiempo para saludar a los trabajadores del lugar.
Al mal olor buena cara y Emilio no salió del basurero hasta que la grabación concluyó por completo.
Del basurero al encuentro con los entrenadores y al primero que nos encontramos fue a Luis Alberto.
Marcelo también hacía algunas pruebas de imagen antes de que llegaran las cuatro familias.
Por fin llegaron al campo de entrenamientos los protagonistas de esta historia y tuvieron recibimiento de lujo con Poncho de Anda y Emilio Estefan.
Los Goldschmidt aprovecharon los minutos previos para compartir algunas anécdotas.
Los Valdez también conversaron con Estefan sobre el programa y, desde luego, la música.
¿Se imaginarían que en breve estarían sudando la gota gorda y con ganas de tirar la toalla?
Definitivamente Liliana ni siquera sospecha que en breve sus años de adicción al tabaco serán notorios.
Los Yepes muy concentrados esperando el momento de, literalmente, saltar a la cancha.
El buen humor de los Goldschmidt todavía estaba intacto. Después la presión del ejercicio les cambió la cara.
Y qué decir de los Vigíl, que comenzaron la competencia con María Simón, a quien no recibieron muy bien.
Oscar Luna comenzó el montaje de su zona de ejercicios para establecer las primeras rutinas.
Una vez que iniciaran las grabaciones, pasarían más de dos horas antes de que pudieran volver a descansar las cuatro familias.
Estos simples elementos se convertirían en los mejores aliados de los participantes para combatir el sobrepeso.
Una vez más Poncho de Anda intercambiando puntos de vista con la producción.
Marcelo poco a poco se fue descubriendo como uno de los entrenadores más estrictos.
Juan pronto padeció los efectos de llevar una vida poco sana. El ejercicio no es compatible con el vicio.
Los paramédicos lo revisaron y apoyaron de inmediato para que se pudiera recuperar. Después siguió adelante.
Dieter también pagó caro sus años de consumir comida chatarra y llevar una vida sedentaria.
Rosario también sintió el rigor del ejercicio, pero de ahí mismo sacó la fuerza para impulsar a su equipo.
Los Vigíl parecieron ser el equipo más débil, pero esta es solo la primera prueba y la competencia puede dar muchas vueltas.

Detrás de cámaras del primer episodio en el que los participantes conocieron a sus entrenadores y las pruebas. Mira aquí todos los videos.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Poncho de Anda, el presentador

Detrás de cámaras en Humor Ji-Ji-Gante

Dulce placer que nos lleva a la locura

Vanessa de Roide, la sonrisa de Gigante

Disfruta más imágenes
a tu izquierda