Liliana, de la familia Valdez, fue eliminada de Dale con Ganas

Familias le dieron con ganas montaña arriba por $5 mil

Familias le dieron con ganas por $5 mil

Familias le dieron con ganas por $5 mil

Tuvieron que hacer una carrera con relevo y las familias Valdez y Yepes se disputaron e...

Tuvieron que hacer una carrera con relevo y las familias Valdez y Yepes se disputaron e...

06:23
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Dale Con Ganas Dale Con Ganas

Familias le dieron con ganas por $5 mil

Familias le dieron con ganas por $5 mil

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
Tuvieron que hacer una carrera con relevo y las familias Valdez y Yepes se disputaron el primer lugar.
01/12/12 | 06:23
Univision

El segundo programa de Dale Con Ganas dejó a la primera participante eliminada y también demostró que quien tiene mejor integración con su entrenador, tiene los mejores resultados, como el caso de don Pedro, de la familia Yepes, quien pese a ser el competidor de mayor edad con 66 años, fue quien más libras rebajó en una semana.

La prueba en la montaña de arena fue complicada para todos los equipos, pues tuvieron que llevar sus energías al límite para alcanzar la cima en equipo. Una vez más los Yepes demostraron ser el equipo más unido y equilibrado, pues volvieron a ganar la prueba y con ello se llevaron los $5 mil. En segundo lugar quedaron los Valdez, acreedores a $2 mil. El tercer lugar fue para los Vigíl, que se llevaron a casa $1 mil. En último lugar quedaron los Goldschmidt debido a que Aurora no pudo subir, pues durante la escalada individual tragó arena y esto le dificultó la respiración para el ascenso en grupo.

Pese a que Dale Con Ganas es una competencia entre familias, Igancio, de los Valdez, demostró que la principal lucha es individual y la única manera de vencer al sobrepeso es trabajando en equipo sin importar a qué familia se represente. Los Vigíl estaban en último lugar y Talía sentía que no podía seguir adelante. Fue entonces que Ignacio, al verla casi vencida, decidió bajar para animarla y auxiliarla si es que lo necesitaba. Esa fue la chispa que encendió el coraje de Talía para alcanzar la meta y con ello el espíritu de solidaridad unió a las cuatro familias en un abrazo fraterno.

Después llegó el turno del entrenamiento en casa, en la cocina, donde la alimentación juega un papel fundamental en el proceso de perder peso. Aquí los Vigíl fueron el caso más notable pues Talía entendió la relevancia de contar las calorías y saberlas manejar a la hora de alimentarse, algo que nunca había estado presente en su vida. Este detalle cambió el rumbo de la competencia frente a la primera eliminación.

Por su parte los Valdez siguieron las rutinas en el gimnasio de Marcelo, su entrenador, quien una vez más se quejó de la falta de compromiso de Liliana, la rebelde del grupo, que por segunda ocasión en dos semanas llegó tarde  más de dos horas. Marcelo estaba dispuesto a reprenderla enérgicamente, pero al escuchar que una fractura en el pie del hijo menor de Liliana fue el motivo del retraso, la entendió e incluyó de nuevo en la ronda de entrenamiento. Sin embargo la falta de compromiso de Liliana llevó al equipo al peligro de eliminación.

Con los Yepes todo parece marchar de maravilla, pues son los más unidos y el espíritu de competencia y fuerza que demostró Pedro, fue la inyección que los colocó en el primer lugar. Pero hay algo que afecta a Nelly, la tía de la familia, pues la severa depresión en la que cayó después de su divorcio, hace poco más de un año, la llevaron a perder la autoestima y refugiarse en una dinámica de alimentación compulsiva, lo que causó graves estragos en su figura. Nelly aún llora al contar su historia, pero luego de ver los esfuerzos de su familia, parece haber entendido que la hora de dar vuelta a la página ya está aquí.

Los Goldschmidt son los del temperamento más explosivo, pues el sobrepeso extremo de Dieter, la adicción al vino y la cerveza de Juan, así como la diferencia de edad en el matrimonio de Juan con Aurora, son una combinación peligrosa que explota con facilidad a la hora de hacer ejercicio. Aquí los enfrentamientos han sido de Juan con Aurora y de Dieter con Luis Alberto, su entrenador, así como con su tío Juan e incluso Ana, su madre. Lo interesante de este joven es que una vez que se tranquiliza sabe reconocer sus errores y los canaliza para infundirse ánimos, situación que motiva a toda su familia.

Luego de todo esto llegó el momento de la verdad. Pasó una semana desde que iniciaron el proceso de buena alimentación y ejercicio, por lo que tuvieron que llegar una vez a la báscula para verificar los progresos y eliminar a uno de los integrantes de la familia con menor porcentaje en pérdida de peso.

Los Goldschmidt comenzaron la competencia pesando 937 libras en conjunto y una semana después pesaron 892, lo que significa que bajaron 45 libras, un 4.8% de su peso inicial. Aquí los hombres fueron los que rebajaron más: Dieter 16 libras; Juan 14; Aurora 8 y Ana 7.

Los Yepes tuvieron una marca inicial de 796 libras y en la segunda semana registraron 752, es decir una pérdida de 44 libras, lo que representó un 5.5%. Aquí también los hombres lograron los mejores registros: Pedro bajó 18 libras; Santiago 18; Samara 6 y Nelly 2.

Los Valdez pesaron en la semana uno 766 libras y para la segunda fijaron la báscula en 728, una pérdida de 28 libras y 3.7%. En promedio individual no fueron los que menos libras rebajaron, pero su mejor integrante quedó muy lejos de los primeros lugares de los otros equipos: Ignacio redujo su peso en 10 libras; Rosa 9; Laura 6 y Liliana 3.

Los Vigíl ingresaron a Dale Con ganas con un peso de 1074 libras, la familia con mayor peso, pero para la segunda semana tuvieron 1028 libras, es decir, una reducción de 46 libras, lo que representa un porcentaje de 4.3. David fue el mejor del equipo con 15 libras perdidas; Janice 12, Rosario 10 y Talía 9.

De esta manera los Valdez fueron el equipo con menor porcentaje por lo que tuvieron que debatir quién sería eliminado. La integrante menos consistente fue Liliana, pero también es la que más ayuda necesita, pues la pérdida inesperada de su pareja, la tiene sumida en un círculo que todavía la afecta. Sabiendo esto y con el espíritu solidario que le caracteriza, Ignacio se ofreció a ser el sacrificado, sin embargo Liliana pidió la oportunidad para poderse dedicar a sus hijos, quienes aún no superan la pérdida del padre.

Al final Liliana dejó la camiseta azul de su equipo, se colocó la playera blanca con la que oficialmente quedó fuera de Dale Con Ganas, aunque admitió haber entendido que debe cambiar su estilo de vida para poder ayudar a sus hijos, por lo que prometió seguir los consejos de alimentación, ejercicio y, principalmente, abandonar el cigarro. ¿Podrá lograrlo? Su fuerza de voluntad lo decidirá.

Sigue Dale con Ganas el próximo miércoles a las 10PM/ 9 Centro por Univision.