Publicidad | Vea su anuncio aquí

Flor Silvestre recuerda a su Charro, Don Antonio Aguilar

Flor Silvestre recuerda a su Charro

- Don Francisco Presenta

El amor de su vida

Don Francisco Presenta le rinde un homenaje al “Charro de México” Antonio Aguilar, quien en el 2009 cumpliría 90 años de edad y 50 de ejemplar matrimonio. Por eso Flor Silvestre, revela por primera vez el pacto de amor que hizo en vida con su esposo. No te pierdas esta y otras confesiones en Don Francisco Presenta los miércoles a las 10PM / 9 Centro por Univision.

Don Francisco: Algún día manifestó que si tuviera que repasar su vida, su vida comenzó cuando usted se casó con Antonio Aguilar.
Flor Silvestre: Porque Dios me lo mandó, es un premio que Dios me mandó y para mí es un privilegio haber sido su esposa. Duramos de casados mucho tiempo y otro tanto de amores porque trabajamos en muchas películas.

Don Francisco: ¿A usted le gustó la primera vez que lo vio?
Flor Silvestre: Es que no sé si me gustó o no, pero era muy caballero conmigo y me ayudaba en la grabación de mis canciones cuando teníamos que hacer una película. Todos los días salíamos a montar a caballo y así nos fuimos conociendo mucho mejor hasta que un día nos perdimos y cuando llegamos a la hacienda, fuimos a las caballerizas, él me dio unos cubitos de azúcar para que le diera a mi caballo y después llegó por atrás y me dio un beso. En ese momento fue cuando yo dije: '¿Qué es esto?' Y así fue como empezó la cosa.

Don Francisco: ¿Le dijo algo o fue silencioso?
Flor Silvestre: Nada, el puro beso.

Don Francisco: ¿Pero usted tenía ganas de ese besito?
Flor Silvestre: Sí.

Don Francisco: ¿Cuando hacían las películas tenía que andarlo cuidando de las otras actrices?
Flor Silvestre: No. Casi todas las películas se hacían alrededor de mi casa y yo prefería quedarme en la casa y esperar a que él regresara después de filmar, porque sí me daba mucho coraje que besara. No me gustaba.

Don Francisco: ¿Usted hizo más de 100 películas?
Flor Silvestre: Sí pero yo no me besaba y cuando me besaban, no me gustaba. Cuando nos casamos, yo dije: 'No vuelvo a hacer películas con nadie' Y él sí podía besar a otras mujeres. Por eso no me gustaba ir a verlo.

Don Francisco: ¿Cuándo veía las películas, le daba coraje?
Flor Silvestre: Sí.

Don Francisco: ¿Se ponía celosa también?
Flor Silvestre: Sí. Pero yo procuraba que no notara. Solo cuando 'se pasaba de tueste', como decía él, entonce sí ya ponía la carota así de larga, enojada… Pero nada más con una agarradita de mano que me diera, ya me contentaba.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí