Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Don Apolinar
  • Don Apolinar
  • Don Apolinar
  • Don Apolinar
  • Don Apolinar
  • Don Apolinar
  • Don Apolinar
  • Don Apolinar
  • Don Apolinar
  • Don Apolinar
  • Don Apolinar
  • Don Apolinar
  • Don Apolinar
  • Don Apolinar
  • Don Apolinar
  • Don Apolinar
  • Don Apolinar
  • Don Apolinar
  • Don Apolinar
  • Don Apolinar
  • Don Apolinar
  • Próximo álbum

Don Apolinar, el más deprimido de los Héroes del Norte

En un remoto y polvoriento poblado al norte de México, ha nacido una leyenda: “Los Héroes del Norte” agrupación dirigida por el gran Don Apolinar Caborca, nombre apócrifo de Jesús Prieto de la Colina.
Don Apolinar es un músico oaxaqueño, enano de estatura, educado en el conservatorio y magistral ejecutante del oboe que al quedarse sin trabajo, sin mujer y sin perro que le ladre, decide autoexiliarse y crear una agrupación musical, más por necesidad que por gusto.
Con 32 años de edad, posee un carácter explosivo e incluso infantil, con una fuerte tendencia a la depresión porque “nadie lo valora, ni le dan su lugar”. A veces no hay quien lo siga en sus travesuras, pero como es un genio todos intentan entenderlo.
Amante de la comida china es un músico de conservatorio que pertenece a la filarmónica de su estado desde hace tres años.
A Don Apolinar le gusta mantenerse en forma.
Y estar sobre todo bien acompañado.
Pero de Europa le llegó la novia.
Margaret, de 27 años, vino de Hungría para casarse con el músico más popular del pueblo.
Hubo boda e invitados, y Apolinar se sentía que había conocido al amor de su vida.
Por eso no le importa salir de compras para complacer a su mujer.
Ni cargar las maletas...
Ni verla con otros hombres.
Por fin que ella es europea y allá son más abiertos en eso de las relaciones extramaritales.
Apolinar es un buen jinete y sería capaz de todo con tal de salvar la honra de su esposa.
Por su carácter tan cercano al mundo infantil, podría creerse que a Apolinar le gustaría tener hijos.
Pero su esposa le dijo que si quería jugar que lo hiciera con ella, que nada de bebés.
Apolinar tiene sus momentos bajos...
Pero la música lo ayuda a sobreponerse a sus angustias existenciales.
Por eso cuando conoció al Faquir, al Botarga, al Menonita, y a Zacarías III decidió que era su momento de alcanzar la fama.
Y aunque solo les toquen bautizos, bodas y funerales, Don Apolinar no pierde la esperanza.
Ya llegará la inspiración y los hará famosos en el mundo entero.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

¡Los "Héroes Del Norte" regresan!

Vanessa de Roide, la sonrisa de Gigante

¡Los Héroes del Norte vienen con todo!

Rosina Grosso la argentina que enamora

Disfruta más imágenes
a tu izquierda