• La madame
  • La madame
  • La madame
  • La madame
  • La madame
  • La madame
  • La madame
  • La madame
  • La madame
  • La madame
  • La madame

Madame Rochy, la peor femme fatale

Alicia Machado es madame Rochy, una mujer con grandes y atractivos secretos.
Tiene un temple de acero y mantiene una figura misteriosa entre lo llamativo y lo atractivo.
Madame Rochy es una máquina de seducción: su busto, su cabello, su maquillaje, su ropa; todo está pensado y prefabricado para seducir.
Detrás de toda esa sensualidad, la madame oculta gran ingenio y una frialdad impecable. Ella no se tentaría el corazón para actuar.
Rochy se dio cuenta de sus capacidades cuando contactó a sus compañeras universitarias para que salieran de acompañantes con unos diplomáticos.
Sus amigos y enemigos son destacados políticos, deportistas, narcotraficantes y miembros del ejército saben que ella les cumplirá sus más osados caprichos.
Ella controla una agencia de modelos llamada LGZ, pero esto es sólo una fachada.
Su inteligencia no le permite ser tan ambiciosa, imprudente o confiada. Sabe que en este mundo cualquiera es un enemigo.
La madame terminó en esos caminos por querer pagar las cuentas y saberse buena en las relaciones públicas.
Ella no permitirá que nada, ni nadie la detenga. Tiene el dinero y la habilidad para mantener callados a todos dándoles lo que quieren.
Madame Rochy es de otras ligas. Seductora, perspicaz, y hermosa. Una combinación letal.