Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras
  • Cachorritas palomeras
  • Cachorritas palomeras
  • Cachorritas palomeras
  • Cachorritas palomeras
  • Cachorritas palomeras
  • Cachorritas palomeras
  • Cachorritas palomeras
  • Cachorritas palomeras
  • Cachorritas palomeras
  • Cachorritas palomeras
  • Cachorritas palomeras
  • Cachorritas palomeras
  • Cachorritas palomeras
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras
  • Cachorritas palomeras
  • Cachorritas palomeras
  • Cachorritas palomeras
  • Cachorritas palomeras
  • Cachorritas palomeras 1
  • Cachorritas palomeras
  • Cachorritas palomeras
  • Cachorritas palomeras 1
  • Próximo álbum

Las cachorritas hacen circo, maroma y teatro

Mi vida y Mi amor son buenas para el circo.
Saben contorsionarse como una buena trapacista.
Pero ellas lejos de hacer malabares por los aires, prefieren una acojinada y mulliada cama.
Para la noche de circo las cachorritas llegaron con un atuendo muy acorde.
Mi vida hasta repartió palomitas a la jauría.
Mientras que MI vida probaba si tenían suficiente sal.
Mi vida podría ser una ilusionista, pues es la ilusion de muchos perros.
Aunque MI amor no se queda atrás y con ese atuando bien podria ser una verdadera maga.
Y hacer trucos de cartas,
Aunque también podrían hacer contorsionismo,
Pues su esbelta figura les permite hacer lo que quieran.
Y mostrar su gran elasticidad en un trampolín
MI vida es una enamorada del circo
Le maravillan las bestias peludas.
Pero aún le gustan más los domadores, con sus fuertes brazos
Y sus látigos con que controlan a las fieras.
Las cachorras saben que trabajar en un circo, tiene que ser desde abajo.
Y así muy coquetas se fueron a vender palomitas entre la jauría.
¿Quién le compra una bolsita a esta linda vendedora?
Aunque Mi vida y Mi amor prefieren algo más sexi, que vender palomitas.
Tal vez un acto de magia.
O de plano enfrentarse a las fieras.
Mi vida y Mi amor están seguras de que sus armas podrían domar a la fiera más salvaje,
Y es que luego de estar a lado de la jauría ya no le temen a ninguna bestia peluda.
Son dos chicas valientes que están dispuesta a morir en el escenario.
Mi vida de plano fue enjaulado con un enorme gorila.  
Los enormes gorilas no le espantan,  
Por el contraron le parecen tan masculinos.
Que sueña tener un gorila en su cama.  
Aunque claro antes lo tiene que domar.  
Y con ese lindo rostro lo puede hacer sin ningún problema,
Mi amor fue también enjaulada, pero ella temía por su vida,
Las bestias no le gustan.  
Ella prefiere un perro muy bien domesticado.  
Mi amor prefiere otro trabajo en el circo.
Prefiere hacer un espectáculo a caballo.  
Tanto a Mi vida como a Mi amor les gusta montar a caballo.
Ni vida es una intrépida jinete.
Mi amor intentaba controlar al caballo para montarlo.
Mientras que Mi vida se tomaba un descanso.
Trabajar en un circo requiere de mucho esfuerzo.
Y estas dulces chicas necesitan un receso.
Antes de que empiece la función deben reponer energias.
Aunque las cachorras ya descubrieron su verdadera vocación.  
Lo suyo es montar,  montar todo el tiempo.
Les encanta el vaivén del caballo,
Son dos verdaderas amazonas. 
Y en un espectáculo de circo, lo mejor es estar con un caballo.
Aunque Mi amor no descarta la oportunidad de hacer un truco de magia.
Mientras que Mi vida quiere domar a una que otra bestia.
Y aunque le gustan los caballos, ella prefiere emociones más fuertes.
Mi amor prefiere vender palomitas.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Dani Doberman en Cavalia

La suerte está traicionando a Griselda

El hijo de Griselda está en la mira de sus rivales

Griselda descargó su furia contra el agente García

Disfruta más imágenes
a tu izquierda