Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • las muecas más graciosas de Gali
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • las muecas más graciosas de Gali
  • Las niñerías de Gali
  • Las niñerías de Gali
  • Las niñerías de Gali
  • Las niñerías de Gali
  • Las niñerías de Gali
  • Las niñerías de Gali
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Gali
  • Las niñerías de Gali
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Gali
  • Las niñerías de Gali
  • Las niñerías de Gali
  • Las niñerías de Gali
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea Montijo
  • Las niñerías de Galilea
  • Las niñerías de Galilea Montijo

Las niñerías de Galilea Montijo

A lo largo de Pequeños Gigantes Galilea Montijo a disfrutado como enana las ocurrencias de los Pequeños Gigantes.
Sin duda uno de los recuerdos que la conductora guardará en su corazón será cuando André le recitó un poema.
Gali se puso muy nerviosa, solo le faltaba el rebozo para morderlo.
Aunque en otros momentos está más deshinibida y hasta se anima a bailar.
Con Jesús el Pequeño Gigante de la primera temporada, se echo unos pasitos.
Pensaba que nadie los miraba, pero se equivocó, nuestra cámara sí.
Otro momento divertido para Gali, fue cuando su amiguis, Nazli la invitó a desayunar.
Pero qué fue lo que le dio... umm, un rico hot cake con papas fritas.
Esta pequeñita si que la ha hecho ver su suerte, porque en uno de los primero programas la invitó a hacer yoga, cuando Gali estaba a unos días de haber sido madre.
Gali ha demostrado durante todo el show que tiene un corazón de niña.
Cuando la grabación se paró no perdió la oportunidad de sentarse en el inflable. 
Tal vez si no hubiera llevado sus enormes tacones se hubiera animado a lanzarse
Gali no sólo se divierte con los niños, también hace buena química con los espectadores
Gali es una de las conductoras favoritas de chicos y grandes.
Y demuestra que para divertirse y pasarla bien no hace falta tener cinco años.
Se pueden tener cien y tener una alma de niño, dispuesto a hacer mil travesuras.
Y Gali cuenta con la complicidad de su público,
No deja de mandarles saludos.
Gali nunca se echa para atrás, ni siquiera para tomar vuelo.
Pues miren cuando Athena y Rommel la retaron a bailar quebradita, ella no dijo no.
Y de plano invitó a Arath para echarse un bailecito,
Gali es muy aventada.  
Tanto que no le importó la reciente operación de rodilla de Arath
Y se lanzó a sus brazos
Arath con mucho esfuerzo y conteniendo la risa se animó a tomarla por la cintura,
Y poco a poco la logró sostenerla como todo un profesional.
Gali logró su cargada,
Mientras que Arath se doblaba por sus kilitos de más.
Gali ya no pudo más y casi cae por los suelos.
Arath no podía levantarla
Y Gali tampoco podía incorporarse, la risa la tenía doblada.
reía y reía por lo que acababa de hacer en el escenario.
Y es que a ella le encanta bailar.
Aunque tal vez a Arath no le convenció demasiado.
Él se llevó la peor parte del show.
Pero si se trata de bailar, Gali no tiene preferencia por grandes o chicos.
Mientras que sean hombrecitos, no importa el tamaño,
Aunque a Gali no le gustó mucho donde le puso la mano André.
Es un pequeñito muy listo
Y Gali como toda una profesional, no paró de bailar ni un momento.
Y aunque disfrutó del baile, André le sacó los colores del rostro.
Esta clase de baile no la olvidará Gali
Con este maestro tan 'agarrón'
Gali solo quería que terminara la música  
Y agredeció a André sus clases de tango y lo dejó en su lugar.
Luego de tanto baile, se quitó las zapatillas.
Y quedaron abandonados en pleno escenario.

Publicidad | Vea su anuncio aquí