Enlaces Relacionados

  • Marisela Demontecristo con Don Francisco
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo con Don Francisco
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo con Don Francisco
  • Marisela Demontecristo con Don Francisco
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo con Don Francisco
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo con Don Francisco
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo con Don Francisco
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo con Don Francisco
  • Marisela Demontecristo con Don Francisco
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo regresó a El Salvador
  • Marisela Demontecristo con Don Francisco
  • Próximo álbum

La reina Marisela regresó a El Salvador

Marisela Demontecristo presentó con Don Francisco la historia de su regreso al pueblo que la vio crecer en El Salvador.
La reina de Nuestra Belleza Latina 2013 salió de esa casa cuando apenas tenía 10 años.
En el camino encontró amigos, compañeros de la infancia, pero sobre todo familia. Sin duda estaba muy contenta de ver nuevamente a sus seres queridos.
Mietras relataba los videos de su viaje, Marisela dejaba escapar una que otra lágrima.
Después de ganar Nuestra Belleza Latina 2013, decidió regresar a casa para demostrar que los sueños se pueden hacer realidad.
Toda su familia estaba muy orgullosa de ella y el recibimiento fue muy emotivo.
En el estudio fue prácticamente imposible contener el llanto.
Don Francisco le dio los espacios para que fluyera la emoción, pero también le mostró el cariño que el púbico le tiene.
No ver a sus seres queridos durante mucho tiempo hizo que tuviera los sentimientos a flor de piel.
Uno de los motivos que la hizo ir a la competencia fue justamente su familia. ¡Por eso la corona es suya!
Una a una Marisela fue explicando las imágenes del viaje que la llenó de alegría, pero principalmente de orgullo.
¡Extrañaba la comida de El Salvador y una de sus tías decidió consentirla!
A los amigos, la familia que uno escoge, también los extraño mucho.
De la humildad a la corona de Nuestra Belleza Latina, así podría resumirse la vida de Marisela Demontecristo, pero el sueño es mucho más que eso.
Demontecristo también paseó su corona por su antiguo colegio.
En la escuela estaban orgullosos de ella, ¡qué esfuerzo y talento mostró en Nuestra Belleza Latina 2013!
Hubo momentos de risa, de llanto, pero sin duda de mucho orgullo a lo largo de la presentación de las imágenes en El Salvador.
Marisela se convirtió sin duda en un ejemplo a seguir para muchas de las jovencitas.
Ella demostró que con esfuerzo, ¡los sueños pueden realizarse!
Y aunque todos los recuerdos fueron bonitos, Marisela no pudo evitar contener las lágrimas en más de una ocasión.
Profesional ante todo, Marisela siempre mantuo una cara amable y sonriente durante toda la entrevista.
Aparte de rosas, los jovencitos de la escuela le rindieron un pequeño tributo.
Pero ellos no fueron los únicos en dar. También Marisela les llevó regalos, ¡por una sonrisa de los niños, cualquier cosa se hace!
Por supuesto, ¡no podía evitar tomarse fotos con sus nuevos fans!
Marisela saludó alegremente a sus maestros, ¡les debe mucho!
Sus profesores estaban contentos por ella, pues había logrado lo que se propuso.
En puerto La Libertad saludó a sus compatriotas y sonrió a todo mundo.
¡Música para acompañar su bebida! ¡Nada más delicioso!
En Olocuita entonó el himno y agradeció todo el apoyo. ¡Siempre se mostró humilde!
Desde su regreso, Marisela se convirtió en una gran figura. ¡Por eso hasta el alcalde quería conocerla!
Intercambiaron palabras e ideas para tener una mejor comunidad.
En Olocuita también se subió a una carroza. La reina saludó a todos los presentes.
Ella nunca se dejó vencer por el miedo o los nervios. Por eso salió adelante ante todo reto.
Entre colores y saludos, Marisela Demontecristo se divirtió como nunca.
Regresar a El Salvador sólo hizo que ella se viera más bella. ¡Sus tierras la extrañaban!
Así se despidió Marisela de la cápsula sobre su propio cuento de hadas, agradeciendo a Don Francisco por la oportunidad y el cariño.
Próximos álbumes

Verano peligroso en Sábado Gigante

Lo mejor de Alejandra Espinoza en Sábado Gigante

En Gigante haríamos Todo por el amor

Vanessa de Roide, la sonrisa de Gigante

Disfruta más imágenes
a tu izquierda