• El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal de la trompeta
  • El chacal
  • Próximo álbum

El chacal busca novia detrás de cámaras

Don Francisco y el Chacal de la Trompeta han sido amigos desde hace mucho tiempo.
Rosina Grosso y don Francisco bailaban al ritmo de la salsa.
¡Un gorro que combine con su vestido! ¡Sólo Rosina sabe cuál es su favorito!
Hasta el Chacal posa para verse bien ante las cámaras.
¿Algún día sabremos quién está detrás de esa capucha?
Don Francisco ya está listo para hacer ruido.
¡Paz, amor y trompeta para todos! ¡Esa es la filosofía del Chacal!
Mientras les hacían fotografías, Rosina estaba muy ocupada en sus cosas.
Él ya estaba listo para tocar un poco de su ya tan conocida trompeta.
A don Francisco las mujeres guapas lo miman, besan y abrazan, ¡qué envidia!
Mientras ella cantaba, el Chacal bailaba
¡Pero qué buena imitación del Chavo del Ocho, don Francisco!
Se puso celoso cuando el participante llegó besando la mano de todas. ¡Todo un galán!
¿Vino a conquistar mujeres o a ganar la competencia? ¡A cantar ya!
Entre tres se escucha mejor la canción. ¡A don Francisco y al Chacal se les da bien también!
Entre tanto canto a uno le dan ganas de bailar, ¿verdad don Francisco?
El Chacal quería una novia, pero tenía que elegirla con cuidado entre las participantes. ¿Quién podría ser?
Podría elegirla a ella, tan sonriente y talentosa.
¡Canta como una diosa!
Pero no le gustó tanto, pues ella prefirió el canto.
Por su parte, don Francisco seguía ayudándolo para encontrar a una compañera ideal.
Don Francisco, ¡siempre tan elegante con sus gorros!
Tal vez podría ella ser su nueva novia.
Pero el Chacal prefirió a otra, a la rubia que cantaba excelente.
Luego se arrepintió. Ninguna lo convencía.
¡Estaba desesperado por tener una novia que lo quisiera con todo y su trompeta!
Tal vez podría darle una oportunidad a ella. Talentosa y guapa, no encontraría una igual.
¡Traición! ¡Ella se fue con don Francisco y de nuevo el Chacal de la Trompeta se quedó solo!
¿Qué hacer ahora que ella se fue con don Francisco?
Entonces le dieron un sabio consejo. ¡Chacal, roba a alguna joven y hazla tu novia!
Ya sabía a quién escoger. ¡Rosina! ¡A ella! ¡Se llevó a su nueva novia a la pocilga y vivieron felices hasta que tocó la trompeta!
Y entonces tuvo que salir a toda velocidad a enfrentar a los nuevos desafiantes.
Próximos álbumes

El homenaje a Celia Cruz en Sábado Gigante

Horóscopos de cumpleaños en Sábado Gigante

Semana de nuevos talentos y sonrisas Gigantes

Lo mejor de Alejandra Espinoza en Sábado Gigante

Disfruta más imágenes
a tu izquierda