• Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Sábado Gigante
  • Próximo álbum

¡Sábado Gigante estuvo lleno de música y diversión!

¡Y aquí están todos preparándose para el show! ¡Puro profesional en Sábado Gigante!
¡A don Francisco le encantan los sombreros raros y grandes!
¡Canta, canta, que el Chacal de la Trompeta te saca!
También él quiso hacer el intento para ganar el concurso, ¡vaya talento el suyo!
¡Al Chacal de la Trompeta no le gustó su interpretación y lo mandó a volar!
Bajo la luz de la luna o bajo los estrobos del escenario, ¡ella es muy bella!
En Sábado Gigante todas posan. ¡Tan sonriente en su vestido!
¡Y ni qué decir de Marisela, siempre alegre!
Otra que estaba de buen humor era ella.
¡Quién fuera don Francisco para estar rodeado de bellezas!
A ellos uno no sabe si quererlos u odiarlos, ¡pero no puedes decir que no son graciosos!
Cualquiera envidiaría en este momento al Chacal de la Trompeta, ¿no es cierto?
El Conjunto Río Grande también disfrutó de sorpresas en Sábado Gigante
Mientras el Conjunto Río Grande cantaba, el público aprovechó para tomarse una foto con sus presentadores favoritos. ¿Con quién te tomarías tú una foto?
Don Francisco los escuchaba cantar con muchas ganas de bailar.
El Conjunto Río Grande cantó una versión norteña de ‘Los infieles’, de Romeo Santos. ¡Y trajeron espectáculo consigo!
El Conjunto Río Grande cantó una versión norteña de ‘Los infieles’, de Romeo Santos. ¡Y trajeron espectáculo consigo!
Don Francisco platicó con ellos y les agradeció su visita. ¡También les dijo que estaban llenos de talento!
¡Les desea paz y amor! ¿No le apretaran esos pantalones? ¡Qué envidia de figura!
En los comerciales la audiencia seguía buscando a su chica Sábado Gigante favorita.
‘¡Somos ricos!’, han de pensar. ¡Regresen el dinero de los concursos, Marisela!
También al señor Javier Romero le encanta rodearse de pura belleza.
¡Bueno, en realidad él no es el único! ¡A todos nos gustaría un retrato con ellas!
Y no hay que olvidar los concursos. ¡Por lo nerviosa que está, ella seguramente no los olvidará nunca!
A don Francisco le gusta ser cruel con los concursantes al hacerlos sudar la gota gorda. ¡Qué malo es!
El gran premio está en sólo una decisión.
Próximos álbumes

Así estuvo el Detrás de Cámaras de Sábado Gigante

Aleyda Ortiz, una belleza Gigante

Semana de nuevos talentos y sonrisas Gigantes

Rosina Grosso la argentina que enamora

Disfruta más imágenes
a tu izquierda