• Las enfermas más sexy de Sábado Gigante
  • Las enfermas más sexy de Sábado Gigante
  • Las enfermas más sexy de Sábado Gigante
  • Las enfermas más sexy de Sábado Gigante
  • Las enfermas más sexy de Sábado Gigante
  • Las enfermas más sexy de Sábado Gigante
  • Las enfermas más sexy de Sábado Gigante
  • Las enfermas más sexy de Sábado Gigante
  • Las enfermas más sexy de Sábado Gigante
  • Las enfermas más sexy de Sábado Gigante
  • Las enfermas más sexy de Sábado Gigante
  • Las enfermas más sexy de Sábado Gigante
  • Las enfermas más sexy de Sábado Gigante
  • Las enfermas más sexy de Sábado Gigante
  • Las enfermas más sexy de Sábado Gigante
  • Las enfermas más sexy de Sábado Gigante
  • Las enfermas más sexy de Sábado Gigante
  • Las enfermas más sexy de Sábado Gigante
  • Las enfermas más sexy de Sábado Gigante
  • Las enfermas más sexy de Sábado Gigante
  • Las enfermas más sexy de Sábado Gigante
  • Próximo álbum

Las enfermeras más sensuales de Sábado Gigante

Rosina Grosso es una de las enfermeras más buscadas por todos los enfermos que llegan al Hospital de la risa.
Porque con su impactante sonrisa alegra el día de todos los pacientes.
Todos desearían tener a una enfermera como ella, que alivie hasta el mal de amores.
Otra consentida de los pacientes es la bella Daniela Cenzano que con su carisma y pronunciadas curvas hace olvidar todo dolor físico.
Y con una sonrisa como esa hace que los pacientes se sientan en el cielo.
Sin duda, todos los pacientes desearán devorarla, sin embargo lo único que está prohibido en este hospital es comer demasiada carne.
Daniela sabe cómo tratar a cada enfermo y hacerlo sentir mejor, mucho mejor.
Su belleza y sensualidad son un toque especial al cariño y grandes cuidados que tiene con sus enfermos.
Muchos hombres desean la suerte que tiene el doctor Píldora en este singular hospital.
No cabe duda que con una enfermera como ella, hasta el malestar más pequeño es motivo suficiente para visitar al doctor.
Daniela tiene razones muy firmes para que acudas a una revisión general.
Además, sabe cómo distraer a todos aquellos que le temen a las inyecciones.
Sin duda, después de estar con una enfermera así, todo enfermo necesitará un electro cardiograma para ver el grado de alteración en su corazón.
Con ese cuerpo estamos seguros que los pacientes gritarán: ¡Ay Barbarita!
Con sus rubios rizos y mirada angelical, hace que los pacientes se sientan en el cielo.
Ella sabe cómo aliviar dolores de pecho, piernas y sobre todo del corazón.
Sin duda, todos los caballeros desearían que en su hospital las enfermeras fueran tan bellas como Barbarita.
Con sus grandes conocimientos sobre medicina, sabe cómo revivir a cualquier muerto.
Si la recompensa por buena conducta durante la consulta es un beso de esta bella enfermera, seguramente todos los pacientes serían unos angelitos.
El Hospital de la risa es el único lugar donde la buena salud pasa a segundo plano.
Pero no solo las enfermeras derrochan sensualidad en este hospital, también algunas pacientes vuelven locos a los doctores.
Próximos álbumes

Alejandra Espinoza, una modelo con corazón Gigante

Conoce a nuestros jóvenes talentos detrás de cámaras

¡Vanessa se casó! Las primeras fotos del gran día

¡Simplemente bellísima! Una novia llamada Vanessa de Roide

Disfruta más imágenes
a tu izquierda