• Griselda se propone acabar con sus enemigos
  • Griselda se propone acabar con sus enemigos
  • Griselda se propone acabar con sus enemigos
  • Griselda se propone acabar con sus enemigos
  • Griselda se propone acabar con sus enemigos
  • Griselda se propone acabar con sus enemigos
  • Griselda se propone acabar con sus enemigos
  • Griselda se propone acabar con sus enemigos
  • Griselda se propone acabar con sus enemigos
  • Griselda se propone acabar con sus enemigos
  • Griselda se propone acabar con sus enemigos
  • Griselda se propone acabar con sus enemigos
  • Griselda se propone acabar con sus enemigos
  • Griselda se propone acabar con sus enemigos
  • Griselda se propone acabar con sus enemigos
  • Griselda se propone acabar con sus enemigos
  • Griselda se propone acabar con sus enemigos
  • Griselda se propone acabar con sus enemigos
  • Griselda se propone acabar con sus enemigos
  • Próximo álbum

Griselda se propone acabar con sus enemigos

Griselda y Darío logran escapar de los hacendados que los tienen amenazados con valor y agallas.
A pisar el acelerador, Griselda y Darío escapan en un jeep con un rehén para su seguridad.
¡Por poco! Griselda, Darío y su secuestrado quedan a un paso de caer a un barranco, pero una frenada de último momento los salva.  
La madre de Griselda se debate entre la vida y la muerte en un hospital.  
Griselda y Darío consiguen tomar un camión que los lleve al sur del país para escapar de los hacendados.  
Dura realidad, Darío le confiesa a Griselda que considera imposible cumplir su sueño de irse a Estados Unidos  
Griselda sigue teniendo remordimientos por la muerte del hijo de Restrepo.  
Tremenda discusión, Griselda y Darío se gritan porque ella quiere regresar a Medellín lo antes posible al saber que su mamá está grave.  
Darío le confiesa su amor a Griselda y le pide que se quede en San Roque con él en lugar de marcharse a buscar a su mamá.  
Dinero… Mucho dinero, Griselda considera que para poder combatir a Restrepo y la policía necesitan hacerse de billetes.  
Griselda y Darío se enfrentan a balazos con los mafiosos de Restrepo mientras intentan escapar en el hotel donde se ocultaban.  
Con la suerte de su lado, Griselda y Darío consiguen transporte para escapar rumbo a Cali.  
Restrepo se sorprende al saber que la mamá de Griselda ha muerto en el hospital.  
Griselda y Darío por fin encuentran un momento para disfrutar de su amor.  
Los mafiosos contratados por Restrepo lo traicionan tras las amenazas recibidas y le disparan afuera de su casa.  
Griselda y Darío conocen a Guaguancó, el dueño de una discoteca quien le pide bailar a la joven Blanco.  
Griselda saca las uñas cuando Guaguancó intenta propasarse con ella.  
Guaguancó les propone a Griselda y a Darío formar parte de su asociación e incluso les da armas y dinero para ganarse su confianza.  
Con el corazón destrozado, Griselda se entera por medio de Guaguancó que su madre ha muerto.  
Próximos álbumes

Fotos del capítulo 4 de 'La Viuda Negra'.

¿Los Héroes del Norte podrán superar a "Kiss"?

El look de las estrellas de "El Gran Chapuzón"

Los Derbez, la dinastía de la comedia

Disfruta más imágenes
a tu izquierda